Site info

En el blog podrás encontrar de todo tipo de música, rock, pop, electrónica, folclórica, siempre con un estilo indie y en ocasiones el lado desconocido de lo comercial

Optimismo y pop de Fitness Forever

Porque te lo dice Reformusique | 11:55 p. m. | , , , | 0 voces fuertes »


Al igual que sus admirados La Casa Azul, este cuarteto de napolitanos solo tiene una idea en la cabeza: perseguir la perfección pop, en su caso revisando la tradición de la canzone italiana. Su líder se pone el chándal para enseñarnos, en una sesión personal de entrenamiento, cómo están revitalizando el indie-pop transalpino.

1. CALENTAMIENTO

Italia, años setenta. Sirva como estiramiento de la sesión capitaneada por Carlos Valderrama (napolitano de pura cepa, a pesar de su nombre) un viaje en el tiempo para imaginarse un país saturado de colores, estilismos imposibles y con una banda sonora a ritmo de Rita Pavone, Gino Paoli o Massimo Ranieri.

“He crecido viendo a los mejores y más grandes cómicos y músicos italianos en una época en la que se fomentaba la cultura en televisión, así que este disco funciona como un homenaje a esa Italia de cuando era pequeño. Para mí todo eso era un mundo que me parecía mágico”, proclama entusiasmado el líder del grupo.


Ese universo pop es el germen de Fitness Forever, un cuarteto que a orillas del Tirreno se ha empeñado en recuperar la época dorada de la canción italiana. “Quería mostrar la cara de mi país que me gusta de verdad. Cuando crecí, me encontré con que en la tele solo ponían Gran Hermano, por lo que para mí hacer esto significa rendir tributo a todo lo que subconscientemente me ha ayudado a formarme durante esos años: películas, dibujos animados, programas de televisión, etcétera. ¡Si luego vas a cualquier discoteca y te das cuenta de que las canciones que más baila la gente son las de los años setenta!”.

Las melodías de Personal Train destilan dulzura y suavidad con aromas sixties, haciendo infinidad de referencias a estilos y sonidos solo aptos para profundos conocedores del pop. “Me interesa el mundo de artistas como Nico Fidenco, Mina... y el de los cantautores y compositores de bandas sonoras como Ennio Morricone o Franco Godi”.

El resultado de esa amalgama de influencias son doce temas concebidos como un festín de vitalidad juvenil con toques ye-ye, algo que en España nos lleva a pensar inevitablemente en La Casa Azul. “Es lo que uno piensa cuando se nos escucha por primera vez, pero a la cuarta o quinta te das cuenta de que existen diferencias. La gente dice que tenemos mucho en común, aunque La Casa Azul suenen más disco que nosotros. Guille y yo tenemos métodos de trabajo muy diferentes; él lo ha hecho todo solo y empleando sobre todo la electrónica; nosotros, con una instrumentación más clásica”. Puestos a tono, y aclaradas las comparaciones pertinentes, toca pasar a la parte principal de la sesión.

2. ENTRENAMIENTO

“Nuestro entrenamiento, más que en bailar, consiste en hacer moverse a los demás”, avisa Valderrama. Y lo consiguen, sobre todo con guiños al italodisco y al funk vitaminado en temas como D’estate, Bacharach o L’anarchica pugliese. “Nosotros somos un poco deficientes a la hora de bailar”, confiesa entre risas, “así que nuestro fitness desgraciadamente es más teórico que práctico. No es excusa, pero es que vivimos en Nápoles y no conseguimos renunciar a la pizza. Dado que nos llamamos Fitness Forever, queríamos estar en forma, pero no somos capaces viviendo donde vivimos...”, bromea.

Lógico si se tiene en cuenta que la música del cuarteto evoca la atmósfera relajada de un día de verano en la ciudad, algo que responde al proceso de creación del disco. “Casi todas las canciones fueran escritas en septiembre, mientras estaba en la playa frente al mar y el resto de los italianos volvían al trabajo. Yo estaba relajadísimo, por eso el disco inspira ese ambiente de tranquilidad total”.

3. VUELTA A LA CALMA

“Esperamos poder ir de gira por España, primero con Cola Jet Set y luego solos, cuando seamos algo más conocidos.... si es que eso llega a suceder, claro”. Ahora hay que retomar fuerzas, no solo porque toca defender su disco en directo, sino porque la cabeza visible del grupo ya está dándole vueltas al siguiente trabajo de la banda. “Es que el proceso de creación de este álbum duró casi un año antes de que nos metiéramos en el estudio, y eso es demasiado para un disco de indie-pop. Cuando lo estábamos grabando, yo llevaba en mi coche una compilación de temas italodisco que había descubierto hacía poco, y me encantaron; por eso creo que el próximo disco irá en esa dirección, algo así como lo que hacía Raffaella Carrà en los años setenta”.

Tratándose de ella, el público estará entusiasmado. “¡Si es que al final la gente es más feliz bailando este tipo de música! Eso es lo que me interesa, sentir ese feeling con la gente y trabajar para la causa”.

Shangay.com

0 voces fuertes